Aprenda a proteger a sus hijos en internet

Basta con hacer un solo clic para que un niño pueda caer en manos de un delincuente o pervertido a través de la web, por eso padres y madres de familia deberían saber que existen múltiples herramientas digitales, gratuitas y de pago, que permiten reducir sustancialmente los niveles de vulnerabilidad para los menores de edad.internet-nina

Facebook ofrece un sistema de bloqueo y denuncia que es funcional y de efecto inmediato. Cuando se acceda a un contenido que considere ofensivo o inapropiado, se debe dar clic en la parte superior derecha de la publicación (ícono en forma de triángulo al lado del nombre de quién publicó la información) y elegir si desea ocultar la publicación o reportarla. En la segunda opción, podrá señalar si se trata de un contenido abusivo, ofensivo u obsceno.

La red social eliminará de inmediato el contenido del muro del menor y activará un proceso investigativo en el que muy rápidamente determinará si elimina definitivamente la foto o video. También podrá ‘dejar de seguir’ al contacto que comparte información nociva.

Por su parte Twitter permite lo mismo: desde bloquear a un contacto ofensivo hasta reportar contenidos nocivos, desde el ícono en forma de tres puntos en la parte inferior derecha del trino. Instagram opera exactamente igual, con un ícono similar en la misma ubicación en cada foto o video publicados.

Expertos en psicología infantil señalan quesi bien los menores poseen habilidades para el manejo y el uso de la tecnología, no son conscientes de los riesgos que les acechan y son muy laxos con aspectos como la protección de su información privada y personal.

Protección de pago.internet-ninos

 

Herramientas como Norton Family (que tiene un valor de $ 70.000 por un año) o Kaspersky Safe Kids (será lanzada próximamente en Colombia) permiten a los padres tener pleno acceso a la vida de sus hijos en internet. Con estos programas se puede controlar el tiempo que los niños pasan ‘online’, vigilar el contenido que visitan, en estos casos, los papás son notificados de eventuales amenazas vía correo electrónico, restringir acceso a aplicaciones y sitios, tener un historial de los sitios visitados y hasta registros de chats.

El sistema operativo más usado en el mundo tiene el control parental ‘Protección infantil’. Está presente en Windows 8 en adelante. Lo primero que debe hacer es crear una cuenta de correo en Outlook.com para cada niño en casa. Luego ir a account.microsoft.com/family y crear las cuentas de usuario de acceso al computador. Podrá agregar adultos y niños. Cuando cree una cuenta para niño, dé clic en el nombre y active los controles.

Kids Place.

Funciona bien para padres de niños pequeños. Este programa, gratuito para móviles Android, permite crear un ambiente controlado de uso del celular o la tableta. Solo muestra las ‘apps’ autorizadas y evita que el menor descargue aplicaciones, conteste llamadas o envíe mensajes. También bloquea la conexión a internet, si así lo desea.

K9 Web Protection.

Esta aplicación gratuita para computadores y móviles filtra los contenidos a los que se puede acceder y envía un informe al padre de las actividades del menor. Se puede descargar en k9webprotection.com. Otras opciones: ESET Parental Control (Android y iOS) y Qustodio Control Parental (PC y móviles).

PhoneWatcher.

Es un software muy efectivo para padres de adolescentes. Permite saber en qué sitios navegan, su ubicación (GPS) y tener registro de las llamadas hechas y recibidas y de mensajes de texto. También ver fotos y videos almacenados en el móvil. Estos programas advierten que deben instalarse con consentimiento y conocimiento del menor.
Uno de cada 5 niños sufrirá ‘ciberacoso’ a lo largo de su vida, desafortunadamente según investigaciones muchos casos terminan en suicidio.
En caso de sospechas o preocupaciones como padre o madre de familia, conozca algunas recomendaciones para tratar este dilema.

Hasta alrededor de los 10 años de edad, es recomendable  que conozca las contraseñas de sus hijos. Entre los 10 y los 14 años de edad, se sugiere que insista en conocer las contraseñas o que pida a sus hijos que las coloquen en un sobre sellado en un lugar designado.

De los 14 años en adelante, trate el tema según el caso. Si su hijo es del tipo que disfruta “desafiar los límites”, entonces usted puede optar por adoptar la posición del sobre.

De los 16 años en adelante, piense en que sus hijos serán capaces de manejar ellos mismos el asunto de la contraseña.

Trackbacks and pingbacks

No trackback or pingback available for this article.